Inicio‎ > ‎Volúmenes‎ > ‎Volumen 03‎ > ‎

Artículo 03

Volumen 03


El Español y la Física

en un ejercicio interdisciplinario de redacción

 

Dra. Elia Acacia Paredes Chavarría / Mtro. Héctor  Ernesto Jaimes Paredes

Escuela Nacional Preparatoria

Plantel  8 “Miguel E. Schulz”

 

Desde las últimas décadas del siglo XX, se ha enfatizado en la aplicación de estrategias lectoras  sin poder asegurar que se ha logrado un palpable dominio lector en los alumnos, y  todavía menos se ha podido atender con suficientes estrategias didácticas un proceso tan complicado como lo es el de la escritura.

 

Aún falta mucho por avanzar en el terreno de la enseñanza-aprendizaje de habilidades lingüísticas básicas: leer, hablar, escribir, escuchar, a pesar de las múltiples novedades didácticas con que se actualiza  a los profesores.

 

No es fácil trabajar la redacción, los elementos adversos son múltiples: la necesidad de atender grupos numerosos, en ocasiones hasta de más de sesenta alumnos; la pesada carga que implica la revisión de las redacciones de los alumnos; el hecho de que incluso algunos de los docentes padecen deficiencias de escritura  así como el desconocimiento de formas más eficaces de trabajar la redacción, entre otras causas.

 

El panorama se complica cuando se recomienda a los profesores de lengua abordar también otro tipo de textos como los  científicos, filosóficos, históricos, así como los prototipos de la descripción y la argumentación, además de la narración, que es la práctica más cercana al  área de literatura. Esta tendencia actual para incluir el trabajo de otro tipo de textos en la enseñanza de la lengua se explica por la necesidad de llevar la enseñanza lingüística más allá del ámbito literario, pues se comprende que los alumnos necesitan practicar  el dominio de la lengua materna también en otros terrenos como el científico, el filosófico, el periodístico y el histórico, entre otros. 

 

En un afán por experimentar con un trabajo de lengua interdisciplinario que fuera útil para los alumnos  y que facilitara el acercamiento a las ciencias,  conjugamos  la enseñanza de la lengua española, priorizando la redacción con la escritura de un texto argumentativo relacionado con una asignatura científica, como la Física, que tanto se dificulta a los alumnos. De esta manera, al conjuntar la participación de dos profesores, no sólo se estimularía un mayor interés y atención de los alumnos por un tema de escritura, sino que, tanto el profesor de lengua como el de ciencias, compartirían valiosos  conocimientos. También se pretendió probar si sería exitosa y menos pesada la tarea al trabajar una combinación de la redacción individual con la redacción y revisión grupal.

 

El presente trabajo es fruto de esa experimentación que integró el  pentágono:




El experimento, aplicado a un grupo de alumnos de  bachillerato compartido por ambos profesores, pretendió analizar en qué medida era posible desarrollar un tema mediante la orientación y participación directa del profesor en la elaboración de un texto argumentativo cuando se conjugaban tanto el interés de los alumnos por el mismo, como el deseo de su propia mejora en el desarrollo de habilidades lingüísticas.

 

La pedagogía de proyectos  proporcionó una visión más  clara para organizar esta experiencia y facilitó la concepción de la tarea. El profesor de Física abordaría un tema de interés  nacional y mundial prioritario como las energías alternativas, y después de motivar a los alumnos, la profesora de lengua intervendría ayudándolos a estructurar una argumentación  y a dar forma a una redacción coherente y bien escrita.

  

En la  metodología se siguieron  estos pasos:

1. Aplicación de un examen diagnóstico de habilidades lingüísticas.

2. Motivación para despertar interés de los alumnos en la mejora de sus habilidades lingüísticas.

3. Motivación sobre un tema relacionado con problemas realmente actuales mediante comentarios del profesor y/o artículos relacionados con el tema que se deseaba inducir.

4. Exploración de un prontuario  de redacción y comunicación oral así como de material de ortografía, para reforzar el conocimiento de las características de una argumentación. 

5. Investigación individual exploratoria sobre el tema.

6. Selección grupal de la asignación, distribución  y selección de equipos.

7. Selección de la información, en equipo.

8. Lectura de los textos seleccionados seguida,  en cada caso, de su resumen oral y, posterior escritura de comentarios en fichas de trabajo numeradas. Uso de la explicación como método para mejorar la expresión oral.

9. Ordenamiento de las fichas de contenido ajustándolas a la estructura convencional de la argumentación basada en la lectura de su prontuario:

Introducción  o exordio

Para preparar el ánimo del receptor y presentación del problema.

Desarrollo de la  tesis

O propuesta de solución y argumentos que confirman su validez.

Posibilidad de incluir una refutación

En la que el propio autor se adelanta  a suponer una idea contraria para, de inmediato, él mismo argumentar para derribarla o refutarla.

Final conclusión o epílogo.

Donde el autor puede recapitular o resumir las ideas esenciales expuestas para conducir al receptor a apoyar su propuesta como remate.

 

Algunas fichas eran desechadas si resultaban repetitivas o no útiles. Tomando en cuenta la estructura de la argumentación, se ejecutó de la siguiente manera: 

a)     ordenamiento personal de  las fichas.

b)    ordenamiento de fichas por equipo.

c)     exposición oral de la argumentación preliminar por equipo.

            d) corrección del profesor.

 

 

10. Los alumnos, de manera personal, escribieron la argumentación,  considerando normas ortográficas y gramaticales. La redacción de un párrafo para cada idea relevante y creación de  párrafos propios necesarios, para la introducción o la refutación.

11. Se ejemplificó  la corrección de redacciones mediante la elección al azar,  de uno de los textos para su reproducción en fotostáticas y someterlo a revisión colectiva del profesor y del grupo.

12. Revisión del equipo para seleccionar la  mejor o redacción  estrella. Se leen las redacciones estrella y el grupo adopta la redacción estrella como redacción solar.

13. Enriquecimiento de la redacción solar con ideas  o correcciones que pudieran faltar y revisar en su prontuario de redacción y en su libro de ortografía aspectos que perfeccionen su escrito. Agregar índice, prefacio, conclusiones  personales, citas, bibliografía, siguiendo las normas señaladas.  Así se escribe la redacción preliminar. Si el grupo es muy numeroso, cada equipo puede corregir y seleccionar la mejor redacción “solar” para presentarla al profesor.

14. Corrección y repetición del trabajo, ya como redacción definitiva. Las redacciones progresivas sobre el tema, sometidas a revisión grupal contribuyen a desarrollar en los alumnos una preocupación más vigilante  sobre sus habilidades lingüísticas y, en el caso de la argumentación, permite un constante intercambio de ideas y argumentos que ayudan al  incremento del espíritu crítico en el alumnado. La metodología antes descrita se aplicó en  el desarrollo de un trabajo de física con el título tentativo conveniencia de fomentar el desarrollo  de fuentes renovables de energía.

 

Con el comentario acerca de ideas sobre este tema se procuró motivar a los alumnos e interesarlos en el tema. También les ayudó, de inicio,  a concretar la tesis que guiaría el trabajo: en México,  también se deben desarrollar las energías renovables.

 

Así los alumnos ahondaron acerca de las energías renovables, sobre sus ventajas y desventajas; las posibilidades de su desarrollo y aplicación el país  para arribar a una conclusión bien fundamentada con argumentos válidos y suficientes, que podría diferir de la de los profesores.

 

Con un esquema se recordó a los alumnos la estructura de la argumentación y se les orientó para que, como se explicó en el punto 9, acomodaran sus fichas de contenido adecuándolas a la estructura argumentativa con párrafos para cada sección:

 

Introducción o exordio para sensibilizar a sus lectores acerca del problema mundial actual de la energía. Por ejemplo, uno de los equipos presentó este exordio:

 

Las energías renovables

 

Todo lo mueve la energía, al mundo a las personas y hasta lo que no nos parece que se mueve, como la tierra bajo nuestros pies y las rocas. La energía se presenta en el universo adoptando diversas formas: luz, movimiento, reacciones nucleares, electricidad.

 

Las energías convencionales más utilizadas actualmente, por lo común, son nocivas al ambiente como, por ejemplo, el petróleo y sus derivados: gas natural, carbón y energía nuclear. Son energías peligrosas, más de una vez hemos visto fotografías de patos y peces muertos como consecuencia de un derrame accidental de petróleo sobre el mar. Y no sólo se trata de energías nocivas al ambiente, sino que,  además, son energías limitadas, es decir, se acaban. No siempre habrá petróleo y tendremos que  estar prevenidos para  que generaciones futuras no padezcan por falta de una energía  agotada.

 

Desarrollo de la tesis señalando en qué consisten las energías renovables y la necesidad de su desarrollo en nuestro país. Cada punto sustentado en argumentos válidos inferidos de sus investigaciones sobre el tema. El mismo equipo inició así el desarrollo de la tesis: 

 

Esas energías “limpias” y renovables que deberíamos comenzar ya a generar, son, por ejemplo, la biomasa, los biocombustibles, la energía solar, como los colectores y las  fotoceldas; la energía eólica que aprovecha el viento, la energía hidráulica, la  geotérmica y las nuevas energías como la oceánica y muchas más por descubrir. Todas son fuentes reutilizables, ilimitadas y, por lo común, son  inofensivas al ambiente.

 

A continuación, el equipo describía las características de cada tipo de energía renovable, con ejemplos. La revisión grupal propició que se agregara   información acerca de cuáles serían las energías más  factibles de desarrollo  en nuestro país. El profesor de  Física dio orientaciones acerca de dónde encontrar esa información. Cada equipo cooperó presentando en Power Point  tres párrafos sobre este asunto. Los párrafos fueron revisados, colectivamente, entre los  profesores y el grupo, para elegir los párrafos mejor escritos y unirlos al texto solar. 

 

Los alumnos tenían que atender cuidadosamente dos aspectos, tanto el conceptual como el lingüístico para obligarse a pensar por sí mismos, requerían tiempo, espacio y diálogo constante  y  suficiente para pensar dentro del aula misma. 

 

Final, conclusión o epílogo. Aquí se pidió a los alumnos que escribieran  sus conclusiones libremente, que las pensaran y plasmaran ellos mismos sin someterlas a análisis en equipo o grupal dando oportunidad total a su creatividad personal.

En todo lo demás se aplicó la metodología propuesta que vincula estrechamente tres relaciones:

a)    La relación profesor de Lengua + profesor de Física + alumno + grupo.

b)    La relación investigación+ exposición oral+ redacción.

c)    La relación trabajo personal+ trabajo en equipo+ trabajo grupal.

 

En conclusión, se observaron cambios cualitativos al lograr que los alumnos se internalizaran más profundamente en el binomio pensar - argumentar y que atendieran con más cuidado aspectos formales y de contenido de la redacción. La intervención de equipos y la revisión grupal del texto “solar” disminuyeron la carga de trabajo de los profesores.

 

 

Bibliografía


·         Alvalde Cuevas, Luis. (1993).Propuestas de secuencia:Lengua Castellana y Literatura. España: Escuela  Española.

·         Álvarez Méndez, Juan Manuel et al. (1987): “Innovación en la enseñanza de la lengua y la literatura”. Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia.

·         Ardila Higuera, María Martha. ((1989).  Leer en la escuela. España: Pirámide.

·         Artur Noguerol, Rodrigo. (1995). “Lectura de obras completas. Los trabajos monográficos”, en  J.Gairín  y P. Darder Estrategias  e instrumentos para la gestión educativaBarcelona: Praxis.

·         Atwell, Nancy. (1998). In the middle. EUA: Brynton/Cook Publishers Inc.

·         Baena Paz, Guillermina. (2000) Método del discurso científico. México: Editores Mexicanos Unidos.

·         Carnoy, Martín. (1989) Enfoque marxista de la educación. México: CEE.

·         Paredes Chavarría Elia Acacia. (2002). Prontuario de lectura, lingüística, redacción, comunicación oral y nociones de literatura. México: Limusa.



Comments