Inicio‎ > ‎Volúmenes‎ > ‎Volumen 03‎ > ‎

Artículo 08

Volumen 03


La importancia de la percepción auditiva en la enseñanza del

Inglés como segunda lengua

 

María Esther Christen Gracia

ENP Plantel 6 “Antonio Caso”

Colegio de Inglés

 

En este artículo presentamos un acercamiento al proceso de percepción del habla y su importancia en el salón de clase de una lengua extranjera con el propósito de aportar los fundamentos que permitan al profesor de segunda lengua ponerlos en práctica lo cual tendrá como resultado un mejora en la  comprensión auditiva de los alumnos (Roque del Toro, 2000:25).

En los últimos treinta y cinco años, el desarrollo de la investigación psicolingüística ha descubierto aspectos insospechados sobre la percepción del habla, pasando por una serie de posturas que la han planteado, complementado y definido. En la actualidad, la mayoría de los enfoques están de acuerdo en que existe una base innatapara que los humanos perciban los sonidos de la manera como lo hacen.

 

El proceso de percepción de la lengua

 

El sistema fonológico de la lengua materna se comienza a adquirir en  edades tempranas a través de un proceso gradual motivado por la necesidad de comunicarse con el mundo circundante. El adulto ya ha asimilado cabalmente el sistema fonológico de la lengua materna lo que le permite utilizar el idioma como medio para la comunicación; sin embargo, ante cualquier presencia del sistema fonológico de un idioma extranjero el oído se comporta de forma muy similar al oído patológico de personas con problemas auditivos, ya que el fonema extraño le será incomprensible y lo rechazará como extraño, sólo reconocerá los elementos del sistema fonológico de su lengua materna, y no los del otro idioma (James, 1988:39).


El estudiante de un idioma extranjero comienza a aprender a través de la percepción, seguida por la audición y la discriminación perceptiva, lo que deriva en la posibilidad de la articulación. No obstante, la propia percepción es el segundo paso dentro del proceso de aprendizaje pues siempre estará precedida por la emisión oral del profesor constituida de palabras, oraciones, párrafos y textos que conforman su discurso didáctico.  (Akerberg, 2005:52). 

 

Un estudiante repite un sonido, una palabra o una frase fielmente porque los percibe correctamente (Allport, 1987:17).  Existen varios factores que pueden obstaculizar el cabal reconocimiento de los fonemas de un idioma extranjero. Un caso significativo es la dificultad que presentan los alumnos de inglés intermedio en la percepción de determinadas formas negativas dentro de la oración. En este nivel, los estudiantes son capaces de localizar el negativo dentro del texto (reading), integrar el negativo en su conversación (speaking) y escribir oraciones en negativo sin mayor problema (writing), sin embargo, la percepción auditiva (listening) del negativo en cierta posición dentro de la oración es baja. A continuación veamos tres casos que influyen en la discriminación auditiva del negativo, por estudiantes inglés como segunda lengua.

 

1. El efecto de “familiaridad”

 

Este efecto se refiere al conocimiento de ciertos aspectos del lenguaje que influyen en la percepción auditiva del estudiante, estos son: la familiaridad con la voz del hablante, la familiaridad con la ortografía de las palabras y la familiaridad con las palabras en sí mismas (por ser cognados, tener las mismas raíces y terminaciones, etc.).

 

Dentro del salón de clase, el primer caso aplica en el momento que los estudiantes de la L2 se familiarizan con la voz, el acento y la entonación del profesor de inglés.

 

El segundo caso se refiere a la familiaridad con la ortografía, la cual es un factor de influencia en el reconocimiento cognitivo en la lectura, en particular cuando las palabras, frases u oraciones se asumen como parámetro de percepción por su similitud con la lengua materna.

 

El tercer caso es el que provee el beneficio más obvio, ya que la familiaridad se da a nivel de palabra individual. A mayor familiaridad con la palabra, mayor habilidad para percibirla, independientemente de los distractores del contexto como el volumen de la emisión, la entonación, el acento extranjero, los sonidos del ambiente, etc. Una prueba de esto es el “efecto cocktail” en donde, aún en lugar ruidoso, una persona puede escuchar la emisión a distancia de su propio nombre. ¿Qué palabra es más familiar que su propio nombre? (Romero Medina, 2003).

 

Es indudable que los alumnos de nivel intermedio tienen los tres tipos de familiaridad con el negativo que se construye con la palabra not sin contracción, lo cual facilita la percepción e identificación dentro del contexto. Por ejemplo, en posición media (He´s not going to go) y final (She told me she´s not) de la oración. No obstante, si el negativo está emitido con contracción en posición inicial, media o final dentro de la oración (Isn´t he Sam?, It isn´t for me, I think he isn´t), la familiaridad de la palabra notdesaparece y los alumnos generalmente presentan problema en distinguirla (Christen, 2005).

 

2. La omisión de sonidos.

 

Otra causa de dificultad en la percepción del not es la omisión de sonidos en la pronunciación de la lengua. En el discurso conectado (connected speech)  se le llama “omisión” al proceso en el que los sonidos desaparecen o no están claramente articulados en ciertos contextos.

 

El sistema ortográfico del inglés incluye, en algunos casos, dicha “omisión” al marcar la contracción en los verbos auxiliares unidos a la negación not  (isn´t). Sin embargo, en otros casos, la “omisión” ocurre sin estar marcada en el sistema ortográfico (Celce-Murcia, 1997:121). Observamos que en las oraciones negativas del verbo be en presente, hay omisión de tres sonidos:

            - Omisión de /o/ en la palabra not con contracción (isn´t).

            - Omisión de /i/ en la palabra is con contracción (He’s not).

- Omisión de /t/ en la palabra isn´t, en posición inicial y media en la oración, seguida por las palabras it, he, she, y los fonemas [s], [d], [m].

 

3. La estructura de la sílaba con respecto al grupo de consonantes (consonant cluster).

 

El tercer motivo por el cual los alumnos de inglés como L2 no perciben la palabra isn’t es porque, al formar la contracción, se convierte en una sola sílaba. A diferencia del español, en donde la estructura silábica es más sencilla, en el inglés la sílaba isn´t [isnt] está formada por VCCC (una vocal y tres consonantes). Al tratar de percibir el negativo, los alumnos esperan percibir [ísent] insertando la vocal [e] para romper el grupo de tres consonantes y formar el sonido [sen] similar a lo que perciben en su lengua materna (Celce-Murcia, 1997:129). Sin dicho sonido [e], el sonido de la [n] “se esconde” entre la [s] y la [t]. Lo anterior hace difícil la percepción del not en forma de contracción y da como resultado la falla en la pronunciación que se convierte en [ísen].

 

El profesor debe estar consciente de que, si el alumno no es capaz de percibir los sonidos, la entonación, las pausas, la acentuación, las palabras y/o frases, no podrá interpretar lo que se le está diciendo. Tampoco podrá producir ningún mensaje al no poder imitar el sistema fonológico de la segunda lengua, lo cual redundará en que no logre el cabal reconocimiento de la lengua.

Como conclusión, proponemos al profesor de inglés la práctica en clase de los siguientes procedimientos para ayudar a que el alumno logre la comprensión auditiva de la negación formada por not:

a.    Emitir la palabra not en voz alta o, en su caso, alguna otra palabra que presente dificultad, para que el alumno logre la familiaridad con la voz y entonación del profesor. Pedir la repetición por los alumnos.

b.    Analizar los fonemas que integran las diferentes formas de negativo, para que el alumno logre una total percepción auditiva y que no omita alguno de ellos al pronunciarlos. Pedir la pronunciación por los alumnos. 

c.    Emitir, en voz alta, varias oraciones con la palabra not en diferentes posiciones dentro de la oración, con contracción y sin contracción, para que el alumno adquiera la familiaridad para percibirla como palabra aislada y dentro de un contexto. Pedir la repetición por los alumnos.

d.    Ejercitar la pronunciación de oraciones en negativo y vigilar que el alumno no inserte el fonema [e] en el grupo de consonantes ni omita el fonema [t] en la pronunciación de [isn’t].

 

El profesor debe velar porque el proceso de enseñanza-aprendizaje de la L2 fluya desde sus primeros pasos (Romero Medina, 2003:9), que involucran la percepción auditiva de los sonidos, las palabras, las frases, el contexto, los elementos supra-segmentales e inclusive los silencios de la lengua oral.

 

 

Bibliografía

 

·         Akerberg, M. (2005) “La percepción auditiva como factor en la adquisición de sonidos en la L2.” En Adquisición de segundas lenguas. Estudios y Perspectivas. México: UNAM, CELE. pp. 45-71

·         Allport, MacKay, Prinz, Scheerer. (1987) Language Perception and Production. London, New York Academic Press: Harcourt Brace Jovanovich, Publishers.

·         Celce-Murcia, M., Brinton, D., Goodwin, J. (1997) Teaching Pronunciation. United Kingdom: Cambridge University Press.

·         Christen, M. (2005) El problema de la percepción del negativo en el inglés. Proyecto de investigación de fonética en la Maestría en Lingüística Aplicada.

·         James, A. (1988) The Acquisition of a Second Language Phonology. Germany: Gunter Narr Verlag Tübingen.

·         Romero Medina, A. (2003) Aprendizaje Perceptivo. España: Editorial Universidad de Murcia.

·         Roque del Toro, A. (2000) El proceso de enseñanza aprendizaje de la comprensión auditiva del inglés como idioma extranjero. Holguín, Cuba: Instituto Superior Pedagógico José de la Luz y Caballero.



Comments