Inicio‎ > ‎Volúmenes‎ > ‎Volumen 04‎ > ‎

Artículo 05

Volumen 04


Historia de la comunicación humana desde

sus orígenes hasta la época actual

 

Margarita Rivera Barrera

ENP Plantel 7 “Ezequiel A. Chávez”

Colegio de Inglés

La historia primero

Cuando uno reflexiona y contempla los avances actuales que se han llevado a cabo en la enseñanza de las lenguas extranjeras y la importancia que ésta ha alcanzado, particularmente la lengua inglesa, me es forzoso retroceder no sólo diez años a la fecha sino al origen del surgimiento de las lenguas e, inevitablemente, reconocer la necesidad imperiosa que tuvo y tiene el ser humano de comunicarse.

De aquí surge el nacimiento espontáneo de comunidades lingüísticas en diversas regiones del planeta. No es importante el por qué, el hecho es que el hombre habló y habla distintas lenguas.

A continuación se hará mención de una frase bíblica que viene muy al caso con el tema que aquí nos ocupa: «[…] y en el principio era el Verbo, así dijo Dios». A esta frase se le ha dado una total connotación de comunicación, explicando así el principio de la comunicación, aquí identificamos verbo con “palabra”.

Mencionaré también el Lenguaje Analógico, el lenguaje que no miente, el lenguaje del cuerpo (body language). Las interpretaciones que se le dan a los movimientos del cuerpo, gestos faciales, el manejo que se le da a las manos cuando se está hablando: una persona puede estar diciendo «sí» y con una mirada, la postura de la cabeza, su respuesta real es «no».

Si nos enfocamos al aspecto médico, toda la cura terapéutica es a través del lenguaje, especialmente, la fundamentada en la teoría psicoanalítica de Jacques Lacan.

De acuerdo con Paul Watzlawick, científico austriaco, los humanos no pueden dejar de comunicarse, la no comunicación no existe, hasta el silencio es un acto de comunicación[1].

Cada etapa del desarrollo de la humanidad tuvo diversas hegemonías, las que han impuesto la variedad de lenguas que siempre llevan consigo técnicas y culturas avanzadas. La condición de «idioma universal» ha sido transitoria y va vinculada al esplendor de una civilización. Por este desfile histórico ha caminado el sánscrito, el egipcio, el persa, el griego, el latín, el esperanto. El inglés ha ganado terreno desde la Revolución Industrial Inglesa y la consiguiente expansión colonial de este país desde los siglos xviii y xix. Los 28 millones de kilómetros cuadrados alcanzados por las fronteras del imperio británico, junto con 43 países de habla inglesa, hacen del inglés la lengua por excelencia y su posición junto con los Estados Unidos de Norteamérica le confiere su enorme poder político-cultural.

El por qué de la aceptación universal y sin reservas de este idioma se debe a que el inglés es una lengua de fácil expresión, regida por una gramática que ha desterrado las declinaciones arcaicas y la conjugación innecesaria. Ha logrado el ideal: «del decir mucho con poco». Ha dejado atrás la exquisitez y exigencia de las lenguas romances –francesa, española, italiano – y del alemán. El anglohablante vive en un «nirvana lingüístico» de «si te entiendo, hablas bien» y con ello estimula y facilita la comunicación del aprendiz de lengua extranjera y lo fortalece en su autoestima.

Evolución y desarrollo de los enfoques en la enseñanza del inglés como lengua extranjera

La postmodernidad se extiende a todas las ciencias del saber, por lo que la educación no se escapa de ella, lo que ocasiona que las prácticas educativas reflejen las tendencias de los paradigmas filosóficos de este periodo. Es así como la enseñanza conductista-mecanicista es gradualmente sustituida por métodos cognoscitivos, exalta las estructuras y los procesos mentales y posteriormente por metodologías integradoras de carácter holístico que incorporan factores éticos y afectivos en el marco de una filosofía constructivista.

La educación, entonces, desempeña un papel protagónico en nuestra sociedad, que pretende el desarrollo de las potencialidades del hombre, con el propósito de alcanzar el progreso humano para mejorar el nivel de vida. Una de las principales vías para lograrlo es la comunicación, la electrónica incluida.

De acuerdo con esto, y tomando en cuenta que aproximadamente tres cuartas partes de la información desplegada mediante la cibernética se encuentra en inglés, resulta muy fácil establecer la enorme importancia que tiene aprender esta lengua para quienes aspiran a la superación personal.

En los tiempos actuales, el desarrollo desmesurado de la cibernética, la informática y la comunicación vía satélite, ha incrementado la importancia del inglés. Mucha de la nueva terminología es intraducible a otras lenguas, por ejemplo al Japonés la computación obligó a sus hablantes en sus inicios, al aprendizaje de la lengua de Shakespeare, ya que su escritura ideográfica no es compatible con el teclado.

Tecnología lingüística, enseñanza y aprendizaje del inglés: el discurso especializado escrito

 

En la actualidad, la tecnología juega un papel muy importante en el tratamiento del lenguaje, mediante la utilización de sistemas informáticos que se convierten en recursos lingüísticos para el aprendizaje de lenguas extranjeras.

Los sistemas automáticos y virtuales se han convertido en las herramientas fundamentales en las áreas del análisis del discurso especializado en lenguas extranjeras; en la aplicación de programas y paquetes electrónicos, lo que ha impactado en la enseñanza y aprendizaje del inglés y que ha ido más allá mejorando el ámbito lingüístico y pedagógico.

Hoy en día, los recursos informáticos son aspectos de enorme influencia en la vida diaria, en todas las disciplinas del saber humano y especialmente en la lingüística. Dentro de ella ocupan un papel vital los recursos lingüísticos dentro del aprendizaje del idioma inglés.

En la actualidad, nos encontramos inmersos en la llamada «Sociedad de la Información», lo que ha causado un gran impacto social, cultural y económico; esto también puede tener un aspecto desfavorable ya que, en el ámbito educativo, especialmente con la población de la Escuela Nacional Preparatoria, está todavía en ciernes debido, a que los estudiantes apenas se inician en el uso de las telecomunicaciones, como en las mediatecas.

Lo que hay que tomar en cuenta para que nuestros alumnos incursionen en el terreno de la informática es el hecho de no descuidar el aspecto «relación humana» entre alumno-profesor y alumno-alumno que puede volverse impersonal y hacer que el hecho comunicativo quede limitado al uso de sistemas informáticos y virtuales exclusivamente.

Por otro lado, tenemos el gran aspecto positivo de la industria del lenguaje y más concretamente la inteligencia lingüística, que nos proporciona programas accesibles para aprender lenguas extranjeras.

Lo anterior refleja las relaciones que existen entre la lingüística y los sistemas informatizados y el por qué se han convertido en un gran tema. Dichos sistemas han pasado a ser herramientas indispensables en el área del discurso especializado en lenguas extranjeras, el que tiene selecciones específicas, ya sean sintácticas, léxicas o semánticas, según el área de la que se trate.

Se ha producido un gran impacto con el uso de las herramientas implementadas a partir de la conjunción de la lingüística y la computación, en el manejo lingüístico dentro del contexto de la enseñanza y aprendizaje de lenguas extranjeras.

Los recursos de la tecnología aplicados a la lingüística abarcan una gran variedad de estudios que nos inducen a utilizar herramientas informáticas. Las líneas de investigación en este campo adquieren cada vez más importancia en cuanto a la utilización de programas de aprendizaje y enseñanza de idiomas extranjeros asistidos por computadora.

Un magnífico ejemplo es el Sistema call (Computer Assisted Language Learning), especialmente diseñado para almacenar, traducir, interpretar, manipular y transmitir información multi o monolingüe.

Dentro del proceso enseñanza-aprendizaje de lenguas extranjeras, el uso de la computadora contribuye a facilitar la búsqueda de la información y además favorece la actualización del conocimiento y de las demandas actuales relacionadas con los procesos educativos en el uso de las nuevas tecnologías. Esta es una verdadera aportación y un reto ante la inminente renovación pedagógica inherente a los nuevos retos educativos del siglo XXI.

Otra aportación son las aplicaciones lingüísticas que los medios tecnológicos han dado al proporcionar una forma diferente e interactiva de aprendizaje; la tecnología per se no es lo importante sino la contribución que ésta hace a la enseñanza y al aprendizaje de la lengua de que se trate.

Bajo la perspectiva pedagógica, las aportaciones son aún más sorprendentes. El uso de las herramientas tecnológicas no sólo funciona como una práctica didáctica favorable sino que, además, acerca a los sujetos del proceso enseñanza-aprendizaje a un desempeño profesional eficiente y, por lo mismo, los prepara para enfrentarse al competitivo mundo laboral.

Además, existen dentro del vasto mundo de la lingüística computacional gran cantidad de herramientas, como los diccionarios en línea –Oxford DictionaryCollins Dictionarypor mencionar algunos–, que poseen miles de entradas y palabras, que incluyen expresiones idiomáticas de tal forma que la búsqueda, la comprensión y la interpretación del texto estudiado se realizan rápidamente y de manera eficaz.

En nuestros días, se da por hecho que la comprensión de lectura es una de las destrezas lingüísticas fundamentales. Estamos inmersos en una diversidad de sistemas de comunicación, donde están incluidos el discurso oral, el escrito y el cibernético dentro de nuestra sociedad.

Es por ello que aún en los momentos actuales, en los avances en la tecnología, tenemos los programas interactivos, que son los idóneos para los planteles educativos, como por ejemplo «Inglés sin Barreras» o «Tell me more», entre otros; esto facilitará los cursos en línea tanto para maestros como para alumnos.

La gran importancia que se ha concedido a la lengua inglesa hoy en día, hace que su uso sea esencial para todos aquellos que deseen desenvolverse en una disciplina cultural, científica o técnica y para satisfacer sus demandas personales, académicas, profesionales y laborales.

Mediante la aplicación de esas herramientas, el estudiante puede recibir el mensaje de texto y alcanzar un nivel de conocimiento más profundo, más rápido y más crítico; siempre y cuando se tome en cuenta los diversos niveles de estudiantes que asisten a los planteles de la Escuela Nacional Preparatoria y que, en última instancia, se elaboren programas en línea adecuados a los tres niveles de enseñanza de cualquier lengua extranjera –básico, intermedio y avanzado–.

 

Referencias consultadas


1.     ALBA, A. (1995). Postmodernidad y Educación. México: Grupo Editorial Miguel A. Porrúa.

2.     AUEL, Jean M (1980). Los hijos de la tierra. Madrid: Editorial Océano

3.     HODSON, D. (1988). «Filosofía de la Ciencia y Educación Científica». En R. Porlán, J. E. García y P. Cañal (Compiladores): Constructivismo y Enseñanza de las Ciencias. Sevilla: Diada Editoras: pp. 5-21.

4.     HUTCHINSON, T. y WATERS, A. (1987). English for Specific Purposes. Cambridge: Cambridge University Press.

5.     KRASHEN, S. (1987). Principles and Practice in Second Language AcquisitionEnglewood Cliffs: Prentice-Hall International.

6.     LÓPEZ MORRÁS, XAVIER (2004). ¿Qué es la Lingüística Computacional o PLN? Disponible en <http://www.aucel.com/pln/k-es.html> [acceso 5 de mayo de 2010].

7.     PI LAGO, BELISARIO CARLOS (2008). Vivan los cambios. Disponible en <http://convivenciacuba.es/content/view/133/58/> [acceso 5 de mayo de 2010].

8.     POZO, J. I. (1989). Teorías Cognitivas del Aprendizaje. Madrid: Ediciones Morata.

9.     RICHARDS, J.C. RODGERS, T.S. (1986). Approaches and Methods in Language Teaching. Cambridge: Cambridge University Press.

10.  WATZLAWICK, P. BAVELAS, J., JACKSON D (1996). Teoría de la Comunicación Humana. México: Herder.


__________________________________


[1] Paul Watzlavick (1921-2007). Uno de los principales autores de «La teoría de la comunicación humana» sobre terapia familiar. Es internacionalmente reconocido por sus contribuciones en la teoría de la comunicación, la práctica de la Terapia Breve y en las áreas de la cibernética aplicada a la interacción humana y teoría constructivista. Profesor Emérito de la Universidad de Stanford.



Comments