Inicio‎ > ‎Volúmenes‎ > ‎Volumen 08‎ > ‎

Artículo 04


Receta para leer con éxito un texto en inglés

 

María de los Ángeles Solís Franco

Colegio de Inglés

ENP Plantel 9 “Pedro de Alba”

 

 

Se tiene la errónea idea de que la comprensión de un texto en inglés requiere necesariamente conocimientos profundos sobre el idioma o, en su caso, la traducción puede ser una gran ayuda para conocer el contenido del texto que deseamos leer.

Sin embargo, cuando alguien se aventura a leer un texto en este idioma se da cuenta que la realización de esta tarea no es fácil aunque se tengan los conocimientos necesarios. Esto sucede porque no se practica con frecuencia la habilidad de comprensión lo cual produce que no se comprendan las ideas contenidas en el texto. No leemos para comprender un texto sino porque necesitamos cumplir con alguna tarea que implica esta actividad, por lo cual únicamente posamos la vista en las palabras sin poner atención ni realizar las asociaciones necesarias para comprender el contenido.

Para los que carecen o tienen muy poco conocimiento del idioma, la situación es aún peor puesto que, al enfrentarse al texto se sienten totalmente frustrados porque de antemano saben que invertirán mucho tiempo y esfuerzo sin obtener resultados satisfactorios.

Ante estas situaciones existe una forma en la cual se puede comprender un texto en inglés con éxito, sin considerar los conocimientos que tienen sobre el idioma. Esta forma está relacionada con el uso de las estrategias de aprendizaje, las cuales permiten tener un avance visible para aquellos que desean mejorar su comprensión lectora.

Como ya se mencionó, se lee para comprender y esto implica el tener una lectura fluida sin detenerse a buscar el significado de las palabras desconocidas en el diccionario. Es necesario mencionar que el diccionario no es de mucha ayuda ya que se convierte en un gran distractor porque el alumno debe interrumpir lectura para buscar los significados del vocabulario desconocido, lo cual no permite tener una relación de las ideas ni tener una visión clara de lo que se lee. Por esta razón, es recomendable que se utilicen otro tipo de herramientas que permitan la lectura fluida para que se tenga una comprensión clara.

A continuación se enunciarán algunas estrategias que omiten el uso del diccionario para darnos cuenta que éste no es siempre la mejor solución para comprender un texto en inglés. Para empezar es indispensable recordar que cuando leemos un texto en inglés, o en otro idioma, no comprendemos palabra por palabra sino a partir de las ideas, lo cual facilita el proceso de lectura. Desde el momento en que se consideran otras estrategias cambia la actitud del lector ante este proceso ya que cuenta con los conocimientos previos sobre el tema del texto, así como los objetivos de lectura que se tienen, las predicciones sobre el contenido considerando las palabras clave, el título, subtítulos, imágenes y el tipo de letra. De este modo, se puede trabajar con las ideas sin preocuparse por las palabras que no conocen, el resultado es la información general del contenido.

Una vez que tiene esta información, entonces se procede a trabajar con el vocabulario, pero no con todo porque no se realizará la traducción del texto sino la comprensión. Entonces, se necesita distinguir el vocabulario que requería para entender las ideas más importantes del texto, es decir, se seleccionan ideas o palabras que sean clave o que nos impidan entender la idea que necesitamos.

Hay tres cosas importantes a saber sobre el nuevo vocabulario: 1) su función gramatical; si es un sustantivo, verbo, adjetivo o adverbio; 2) su definición; una explicación de su significado en una frase o un sinónimo y 3) su uso correcto y apropiado en el contexto de oraciones significativas. Los lectores pueden frecuentemente adivinar el significado aproximado de las palabras con las pistas contextuales como las palabras con significado similar u opuesto (sinónimos y antónimos), en ocasiones se nos brinda la definición delante de la palabra que desconocemos. Una forma para aprender nuevo vocabulario es comparar las palabras relacionadas; esto es, las palabras con la misma o diferente función gramatical, o que tenga la misma base (raíz) pero diferentes prefijos y sufijos.

Un punto a tener en consideración es el de tomarse el tiempo necesario para aplicar las estrategias y permitir que cumplan su cometido. Además, cabe recordar que es de utilidad releer el texto para comprobar o verificar el significado adecuado de las palabras.

Otra estrategia es leer varias veces, esta acción proporciona práctica para volverse automáticos. Releer contribuye a la fluidez y a aclarar la comprensión. Como se puede ver las estrategias son fáciles de aplicar sólo se necesita usarlas y saber el momento. A continuación se menciona una lista de diferentes tipos de estrategias para ayudar a mejorar la habilidad de comprensión, así como estrategias de aprendizaje que se usan en el proceso de lectura.

Las estrategias cognitivas de lectura sirven para manipular o transformar el lenguaje:

1.     Predecir el contenido del texto.

2.     Concentrarse en la gramática para entender construcciones no familiares.

3.     Comprender la idea principal para comprender el texto completo.

4.     Inferir el significado de las palabras o frases no familiares para usar lo que se sabe sobre el idioma.

5.     Analizar el tema, estilo y las conexiones para mejorar la comprensión.

6.     Distinguir entre hechos y opiniones en la lectura.

7.     Dividir frases largas en pequeñas partes para entender partes difíciles.

8.     Unir lo que se sabe en la lengua materna con las palabras en inglés.

9.     Crear mapas o escribir las ideas relacionadas para entender las relaciones entre las palabras y las ideas.

10.  Escribir un resumen corto para ayudarse a entender las ideas principales.

 

Las estrategias metacognitivas de lectura ayudan al alumno a regular y dirigir sus propios significados, procesos y productos del pensamiento y para planear, supervisar y evaluar su progreso.

11.  Establecer objetivos para mejorar las áreas que son importantes.

12.  Trabajar con compañeros para que le ayuden a desarrollar sus habilidades en la lectura.

 

Las estrategias compensatorias de lectura se utilizan para la comprensión o la producción a pesar de las limitaciones en conocimiento.

13.  Confiar en lo que ya se sabe para mejorar la lectura.

14.  Tomar notas para recordar detalles importantes.

15.  Tratar de recordar lo que se entiende de un texto para desarrollar mejores habilidades de comprensión.

16.  Revisar el propósito y tono de un texto para recordarlo efectivamente.

17.  Revisar ideas clave y detalles para recordar.

18.  Clasificar las palabras en grupos significativos para recordarlas más  claramente.

 

Como se puede observar, el uso de las diferentes estrategias en el proceso de lectura ayuda de sobremanera a mejorar los hábitos de lectura y la comprensión sin invertir demasiado tiempo y se obtiene los resultados deseados. Cada una de las estrategias tiene propósitos específicos por lo que se requiere su uso cuando se necesite. Como docentes debemos promover entre nuestros alumnos las estrategias de aprendizaje para ayudarlos a mejorar su comprensión lectora.

 

 

Bibliografía:

-        Anderson, N. (1999). Exploring Second Language Reading. Canada: Newbury Hose Teacher Development.

-        GREYBECK. B (2002). La metacognición y la comprensión de lectura. Estrategias para los alumnos del nivel superior en http://educar.jalisco.gob.mx/08/barbara.html consultado el 2 de junio de 2010.

-        Oxford, R. (1990). Language Learning Strategies: What every teacher should know. United States: Heinle & Heinle Publishers.



Comments