Inicio‎ > ‎Volúmenes‎ > ‎Volumen 08‎ > ‎

Artículo 05


Táctica y Estrategia

-En mi aula y en la Mediateca de prepa 7


 

José Azael Salazar Rocha

Colegio de Inglés

ENP Plantel 7 “Ezequiel A. Chávez”


 

 

Resumen: “Táctica y Estrategia –En mi aula y en la Mediateca de prepa 7” es un escrito en el que, con base en el poema “Táctica y Estrategia” de Mario Benedetti, se analiza el desarrollo de Estrategias de Aprendizaje dentro de la Mediateca del plantel 7 de la ENP; y se reflexiona sobre las Estrategias de Enseñanza que un profesor observa ser más, o menos convenientes en diferentes situaciones dentro del salón de clases.

 

El Aprendizaje Significativo, la Autonomía, la Zona de Desarrollo Próximo, los Objetivos, Materiales Auténticos, recursos de las Mediatecas, el trabajo de los Asesores y las Inteligencias Múltiples caben en este ensayo sin profundizar en cada tema sino refiriéndolos como elementos cotidianos en la docencia.

 

Palabras clave: táctica, estrategia, estrategias de aprendizaje,

estrategias de enseñanza, aprendizaje significativo y autonomía.

 

 

TÁCTICA Y ESTRATEGIA

Mario Benedetti

Mi táctica es mirarte 
aprender como sos 
quererte como sos.


Mi táctica es hablarte 
y escucharte 
construir con palabras 
un puente indestructible.


Mi táctica es 
quedarme en tu recuerdo 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
pero quedarme en vos. 

Mi táctica es ser franco 
y saber que sos franca 
y que no nos vendamos 
simulacros 
para que entre los dos 
no haya telón ni abismos.


Mi estrategia es 
en cambio 
más profunda y más simple 
mi estrategia es 
que un día cualquiera 
no sé cómo ni sé 
con qué pretexto 
por fin me necesites.

 

 

Uso palabras del gran poeta Mario Benedetti porque a lo largo de mi experiencia como docente me he encontrado entre estas líneas muchas veces; he pensado en las estrategias de enseñanza y en las de aprendizaje usando este mismo poema como referencia. Ahora me da la oportunidad de vincular ambos tipos de Estrategias en un lugar donde confluyen de manera muy viva y palpable: la Mediateca de la preparatoria 7 “Ezequiel A. Chávez”.

 

Antes de entrar de lleno en el poema, citemos las definiciones que la Real Academia Española presenta para Táctica y para Estrategia.

táctico, ca(Del gr. τακτικς, der. de τσσειν, poner en orden).

1adj. Perteneciente o relativo a la táctica. 2. adj. Experto en táctica. U. t. c. s.

3. f. Arte que enseña a poner en orden las cosas.

4. f. Método o sistema para ejecutar o conseguir algo.

5. f. Habilidad o tacto para aplicar este sistema.

6. f. Mil. Arte de disponer, mover y emplear la fuerza bélica para el combate.

estrategia.

(Del lat. strategĭa, y este del gr. στρατηγα).

1. f. Arte de dirigir las operaciones militares.

2. f. Arte, traza para dirigir un asunto.

3. f. Mat. En un proceso regulable, conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento.

 

La línea que diferencia ambos términos es extremadamente delgada; el campo de la ambigüedad correlativamente amplio por consiguiente. La objetividad pues, quedó a un lado en el poema y se dio paso a la metáfora para entender la semántica de las dos palabras; traslademos ahora sendos conceptos a la Enseñanza y al Aprendizaje para entenderlos más distintos aún.

 

Mi táctica es mirarte, aprender como sos,quererte como sos…

En el aula he tenido la oportunidad de mirar ya algunas generaciones y mientras los miro, evalúo sus necesidades, obviamente no sólo hablo de “mirar” sino de escuchar y conocer a mis alumnos; ver cómo se comportan e ir advirtiendo su conducta en distintas circunstancias, saber cuándo emplear una actividad en equipos, cuándo introducir un tema de forma comunicativa, cuándo dar una explicación gramatical, cuándo fomentar la fluidez sin corregir; de mirarlos y conocerlos depende el éxito o el fracaso de una excelente clase expositiva de un tema gramatical o de la más divertida dinámica de grupo.

 

Más aún, mi táctica es aprender cómo es mi alumno dado que si consigo que en cada actividad el alumno despliegue un poco de sí mismo, cada nuevo aprendizaje será, por obvias razones, de mayor significado para él. Lo que los teóricos llaman Aprendizaje Significativo.

 

Aprender de nuestros estudiantes es aprender de nosotros mismos que todavía no estamos completos, aprender es darnos cuenta que aún tenemos esa capacidad, la más grande de todas, Aprender. Quien se atreve a enseñar, nunca debe cesar de aprender.

 

Pero respecto a las Estrategias de Aprendizaje; “mirar, aprender, querer la lengua como es” eso ya lo había yo olvidado hasta que regresé a sentirme dentro de un proceso de aprendizaje; en la Mediateca el alumno entra, y enfrenta la lengua, no con un profesor como vínculo; sino con un asesor a un lado de él apoyándolo para cruzar el puente de los materiales y equipos, el acceso a la lengua meta. Ahí están, cientos de jóvenes accediendo a las lenguas, cruzando las puertas que abrimos y aprendiendo y queriendo la lengua como es; en la Mediateca de Prepa 7 por una u otra razón pudimos atestiguar cómo el programa Tell Me More dejó de ser el recurso más frecuentado para darle paso a los audio-libros que, a su vez, cedieron el paso a las películas; y es que el alumno mira el idioma, lo aprende, lo quiere como es, nuestros usuarios fueron buscando las formas más reales de la lengua; y las encontraron en las películas.

 

Mi táctica es hablarte y escucharte, construir con palabras un puente indestructible…

La lengua, sea hablada o sea escrita, es el medio por el que el conocimiento trasciende por generaciones, casi todas nuestras herramientas didácticas en el aula dependen de la lengua; los objetivos por ejemplo, enuncian lo que se pretende lograr, ponen en palabras específicas lo que se espera, orientan las actividades, si el docente comprende los objetivos de su programa, de su unidad, de su sesión, el proceso de enseñanza tiene claridad, pero si también el estudiante comprende el o los objetivos que son para él en su proceso de aprendizaje, el proceso se optimiza y se vuelve mutuo y a la vez autónomo en cierta forma; haciendo más fácil de cumplir cada uno de los objetivos.

Las herramientas del docente construyen puentes indestructibles entre docente - estudiante - conocimiento. El resumen, las analogías, las preguntas, entre otras, son herramientas didácticas de gran aporte, siempre y cuando hagamos caso al quehacer de escuchar tanto como al de hablar, ya que como se destaca en los mapas conceptuales en particular, las palabras forman puentes entre el conocimiento previo, la nueva información y el lenguaje dentro de las estructuras del aprendiente. Esto lo agudiza el uso de mapas mentales y otras herramientas para organizar ideas; pero en menor o mayor grado la negociación de información es primordial durante todo el proceso.

 

Una herramienta más, pronta a la alusión del uso de palabras, son las pistas discursivas, el profesor debe procurar crear en el alumno la habilidad de captar los puntos trascendentes y con mayor carga de información de modo que la toma de apuntes sea con mayor calidad que cantidad y la comprensión lectora sea eficiente y no sólo eficaz. Usar un ancla es igualmente conveniente, es decir, fijar una zona imaginaria al frente del aula donde seamos visibles a todos desde donde demos la información de mayor trascendencia y empezar siempre con un signo lingüístico que destaque lo que diremos a continuación; puede ser una interjección solamente o incluso una frase que los alumnos reconozcan como nuestra marca personal para enfatizar algún dato o instrucción que les vamos a dar a continuación.

 

Tender puentes es más que una imagen verbal, es la vía hacia la socialización, la lengua nos separa de las bestias y de todo ser vivo, con ella trascendemos a nuestro tiempo y nuestro espacio, por ella entendemos al otro y hacemos que el otro nos entienda; los puentes que tendemos con nuestras palabras generan habilidades e incitan la interrelación social, por estos puentes unimos la orilla del hombre que es, con la ribera del hombre que puede llegar a ser. Lo que podría relacionarse con la llamada Zona de Desarrollo Próximo; esto es, el nivel de complejidad de los procesos o actividades que el individuo puede realizar con cierta ayuda es mayor al nivel de aquellas tareas que puede realizar por sí solo. El nivel de desarrollo es diferente en cada alumno aún en esta situación ¿Cuántas veces no hemos dado a un alumno dado una explicación que satisfizo a otro anteriormente, pero él requiere de una ayuda extra? Así pues, para alcanzar una Zona de Desarrollo Real deseable en el grupo completo dentro de parámetros estándar, lo más propicio es valernos de tácticas verbales, o como dice el poema de Benedetti, puentes construidos con palabras, para que el alumno rezagado incremente el rango de realización dentro de su Zona de Desarrollo Próximo; obviando que este rango más amplio de realización le conduce a un desarrollo real conveniente en un tiempo regulado por sus propios estilos de aprendizaje, hábitos de estudio, habilidades cognitivas y metacognitivas incluso.

 

En el caso de los aprendientes en el Centro de Auto Acceso la táctica de hablar y escuchar es obvia; los clubes de conversación que se organizan en las Mediatecas son una forma de llevar el aprendizaje a otro nivel; al del habla, a usar la lengua como un medio de comunicación y olvidarse de ella como un objetivo. Expresar sus pensamientos, sentimientos y necesidades les hace concebir al mundo en la lengua que aprenden y practican; los puentes indestructibles son la misma sinapsis quizás, ya que entre sus neuronas se está gestando el origen de una nueva perspectiva, de un nuevo individuo que puede entender el mundo desde dos diferentes versiones; el usuario que tiende estos puentes con las palabras se da cuenta de que en italiano y español tiene hambre, pero en alemán e inglés está hambriento. Que aunque sólo tenga 16 años, en inglés ya es 16 años viejo, pues desde que nació en vez de ir teniendo mayor edad, ha ido envejeciendo.

Desde su punto de vista como aprendientes, las palabras también derriban muros cuando gracias a las entrevistas con los asesores en Mediatecas ellos se vuelven conscientes de su proceso; hablar y escuchar se transforman en informar y entender; las palabras del asesor develan el enigma de los engranes de la Mediateca, pero más importante aún, muestran al usuario los procesos de su propio aprendizaje.

 

Mi táctica es quedarme en tu recuerdo,

no sé cómo ni sé con qué pretexto pero quedarme en vos…

Que el conocimiento se quede en la memoria no es de ninguna manera nuestra estrategia ni nuestro objetivo, quizás lo fuera en una escuela conductista. Sin embargo, quedar en el recuerdo se vincula directamente con los procesos de fijación e integración y lo que ambos procesos ofrecen tras la memorización. Nuestros alumnos recuerdan, sí, pero ¿Por cuánto tiempo? ¿Hasta el examen? Nuestra táctica es dejar nuestras enseñanzas en su recuerdo, mas nuestra estrategia debe ir más allá; debe buscar que ellos sean capaces de fijar, integrar y sobre todo, transferir. Memorizar sería pues, sólo una parte de la táctica, debemos procurar que memoricen con un objetivo; pero nunca memorizar por memorizar, el sólo proceso es tedioso y antipedagógico; el alumno, por citar un ejemplo que yo he experimentado, puede estar consciente del objetivo posterior a los muy comunes “exámenes de verbos irregulares”, se le puede anticipar un poco del para qué debe saber estas formas del participio. Incluso se podría introducir el tema “Present Perfect” con los verbos regulares antes de siquiera dar una lista de verbos irregulares como solemos hacer; y después agregar paulatinamente al léxico del alumno cinco o diez verbos irregulares con su respectiva forma del participio cada tanto, integrando éstos a la estructura mayor. De esta forma el alumno no ve la lengua como una serie de elementos lingüísticos aislados, sino como un corpus que incrementa su competencia comunicativa mientras más lo conoce.

En el tema de las Competencias, si deseamos que aprendan a hacer y a ser, y si esperamos merecer un crédito cuando algún futuro profesionista se logre, preguntémonos cada día, cada clase ¿cómo quiero ser recordado? Por puntual o por no serlo, por responsable o por negligente, por abierto u obtuso, como alguien con vocación o alguien cumpliendo un trabajo. Se enseña también con el ejemplo. Y con el ejemplo nos quedamos en su recuerdo.

 

La Mediateca, ya en lo tocante al proceso del aprendizaje, lleva a la práctica la teoría de las inteligencias múltiples; y de entre todos sus materiales y equipo, el alumno con facilidad para las reglas y patrones, puede memorizar también estructuras gramaticales, idioms, relacionar imagen-palabra en los “pictionaries”, memorizar incluso una breve conversación del Tutorial o de Tell Me More, o algún diálogo de un audio-libro que escucha mientras lee y después realiza las actividades post-lectura. En fin, la memoria ha sido una de las habilidades que los alumnos más han usado en las escuelas elementales y que no dejarán de usar tal vez nunca.

 

Mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos vendamos simulacros...

Nuevamente los objetivos le dan cabida a las palabras del escritor. Los objetivos como herramienta deben ser claros y específicos, no debe parar ahí la exigencia para con ellos, el trazo de objetivos requiere de una conciencia plena por parte de la institución, del profesor y de los alumnos, de lo que es realizable y de lo que no, tomando en consideración el punto de partida, las instalaciones y materiales, los intereses de las partes interesadas, el tiempo del curso, etcétera. Hay que ser honestos en nuestra labor y con nuestros estudiantes desde este momento; no alcanzar los objetivos puede resultar en una idea de fracaso y desmotivación; por lo que fijar objetivos inalcanzables y no ser franco con los alumnos en la sesión de apertura del curso, es no ser leal en nuestra labor.

 

 

Por otro lado el no vender simulacros parece decirnos a los docentes que enseñemos con significado, el aprendizaje significativo como forma óptima del proceso; otras herramientas que se antojan implícitas en esta noción de “no vender simulacros”, son las analogías y las ilustraciones ya que cuando no sea factible que el alumno aprenda al hacer, siempre queda la opción de aprender con representaciones visuales como son las ilustraciones o extrayendo conclusiones acerca de lo desconocido partiendo de lo familiar como con las analogías; y para que estas herramientas no se limiten a meros simulacros controlados, el uso de ellas debe ser profesional.

 

En tanto que, por el lado de Mediateca, durante las asesorías, ser francos es en los usuarios una característica indispensable para la labor del asesor. Que no se engañen a sí mismos yendo a cumplir con horas de Mediateca para tener derecho a examen o por un porcentaje de su calificación o un punto extra en la calificación final; este ir y sumar horas prostituye el tiempo de Mediateca, lo desvirtúa, lo reduce a una cifra que valida un proyecto cuyos parámetros debieran ser más cualitativos que cuantitativos.

 

Ser franco es ser honesto, entender que la Mediateca sigue siendo esa propuesta que busca formar aprendientes autónomos, capaces de determinar sus tiempos, sus objetivos, sus evaluaciones, su forma de motivación, etcétera; y no un espacio donde puedo repetir los mismos malos hábitos que tengo dentro del aula o frente a la mesa donde realizo mis tareas.

 

 Para que entre los dos no haya telón ni abismos...

Como sabemos, el Modelo Educativo y las corrientes metodológicas orientan la selección o generación de estrategias, el positivismo, el método comunicativo, las competencias, etcétera. Pero dentro del aula, cuando estamos frente al grupo, en el momento en que podemos trascender en la vida de alguien más; no hay nada que se interponga, nadie que nos diga qué hacer; cada profesor sigue una estrategia; nadie puede decir cuál es la mejor, si a cada uno le funciona una distinta, ésa es la mejor para él o ella; y, acaso, cada grupo incluso puede requerir de un mismo profesor la implementación de una estrategia específica y así, un solo profesor podría tener que usar varias estrategias a fin de levantar telones y de superar cualquier abismo en todos sus grupos. Esto, en lo referente únicamente a la relación profesor-alumno, pero ¿qué hay de los abismos entre el aprendiente y la lengua meta? Abismos que el aprendiente vislumbra como imposibles de cruzar, las Representaciones Mentales sobre la lengua, el aprendizaje, los hablantes de la lengua meta, los materiales didácticos, la cultura o el profesor. Y para eso está el asesor; esa figura nueva en el bachillerato UNAM y que es tan necesaria en las mediatecas para que el aprendiente deje de atribuir su éxito o su fracaso a aspectos externos, para que empiece en cambio a creer en sí mismo y vea que los prejuicios que se ha formado del idioma, de los maestros, de la escuela o de los extranjeros son ideas preconcebidas que no deben afectar en su aprendizaje.

 

El asesor es el líder que sabe que no puede estar siempre presente; es el líder que libera el potencial de quienes le escuchan, no es un caudillo necesario eternamente para que la meta se siga persiguiendo; no, es un líder que busca el momento en que su aprendiente esté listo para seguir solo. El momento en que el aprendiente pueda ya brincar los abismos, correr los telones y ser autónomo en un nivel de suficiencia.

 

Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple, mi estrategia es que un día cualquiera no sé cómo ni sé con qué pretexto por fin me necesites.

Profunda y simple; profunda porque no puede cambiar, y simple por cuanto es la mejor opción.

Para el enamorado el objetivo es ser amado, eso es lo que lo mueve, lo que lo hace pensar cuál será la táctica a aplicar, qué regalo dará, que frases usará, cuánto tiempo dejará correr entre una cita y la otra, entre una llamada y la próxima… en fin, que el amor que siente sea recíproco es su meta. Para ello ha de hacerse necesario ante los ojos de la persona a quien ama; la estrategia según el poema es crear la necesidad, volverse la única satisfacción ante una concurrencia de hechos aleatorios, eso, para el autor, irremisiblemente le llevará a su objetivo. Ser amado.

 

Para nosotros nuestra estrategia igualmente es profunda, tiene arraigo en propuestas pedagógicas, representaciones de: el conocimiento, la enseñanza, el aprendizaje, papeles de maestros y de alumnos, la relación teoría-práctica, sólo por citar algunas.

 

Es simple porque es la que llevamos con mayor naturalidad, la que conducimos sin darnos cuenta, sin estar conscientes de ello; es simple porque es nuestra propia forma de conducir el proceso de enseñanza.

 

¿Y cuál es? ¿Cuál es nuestra estrategia? Cada quien lo responde, cada cual la propone. Pero en lo personal, creo yo que nuestra estrategia debiera ser hacer de un estudiante un aprendiente, enseñarle a pescar y no darle el pescado; encaminarlo desde el salón de clases a la autonomía.

 

¿Nuestro objetivo? Bien sencillo; nuestro objetivo es que durante el curso aprenda …un día cualquiera, no sé cómo ni sé con qué pretexto…

Probablemente un buen día que esté frente al televisor número 3 o trabajando en la máquina 12 del área de PCs, quizás leyendo un libro o una revista en la sala de lectura o, por qué no, consultando un libro de gramática; cada cual tiene su estilo de aprendizaje y siendo casi imposible incluir actividades para todos en la clase, no sería extraño que él o ella lo aprenda por su cuenta, a su ritmo, en su momento.

 

La estrategia del alumno en Mediateca es, profunda y simple, tiene como base una metodología compleja que él desconoce pero que es simple porque está a su alcance emplearla. Sólo le basta cruzar la puerta de Mediateca para empezar a ser un estratega; aunque, de hecho al cruzarla, ya tuvo que haber tomado una decisión. La decisión de invertir su tiempo en la Mediateca.

 

Sus tácticas serán de acuerdo a él, a su estilo, a su tiempo y objetivos; a su nivel de desarrollo de la autonomía. Es decir, cada vez requerirá menos de alguien que le indique actividades, tiempos y materiales; cada vez precisará menos de un mentor, tutor, profesor o asesor y, consecuentemente, muy a diferencia de los versos del poeta: un día cualquiera … por fin … el alumno NO nos necesite.



Comments